Hoy quiero confesar...

23:06



No necesito que me digan lo guapa que soy de cara, lo bien que estaría si adelgazara un poco, que tendría que comer menos y hacer más ejercicio.

No necesito la aprobación de nadie para vestir X, me basta con mirarme al espejo y verme bien yo. Que eso no significa que haya días en los que me mire al espejo y vuelva a odiarme, a verme fea, demasiado culo, demasiada barriga y me sumerja en un agujero negro sin salida. Es normal, hay días en los que te comes el mundo y otros días el mundo te come a ti. 

No puedo sonreír cada día por mucho que los libros de auto-ayuda digan que sea lo mejor para ti, que debes despertarte cada día llena de gozo, ¡NO! Soy un ser humano y hay días en los que me despierto sin encontrarle demasiado sentido a quién soy, hacia donde voy y qué coño estoy haciendo con mi vida. 




Quererse es un camino difícil con muchos obstáculos, por cada persona ingrata que te encuentras en la vida es una piedra más que saltar. Por cada día en que las cosas no salen como uno quiere es otra piedra que hay que saltar. Pero eso no quiere decir que sea hipócrita y que no predique con el ejemplo, ¡NO! Repito, soy humana y tengo mis días grises (por suerte cada vez menos) y mis días soleados.

Creo que el hipócrita es aquél que solo vende su felicidad, como si su vida fuera un puto camino de rosas. No mi amor, no. Las rosas tienen espinas y si te gustan las rosas, debes aprender a amar también cada una de sus espinas. 

You Might Also Like

0 comentarios

Agarraos Que Vienen Curvas. Con la tecnología de Blogger.